Bye bye El Chamizo de Malasaña

Es una pena, pero los negocios de toda la vida se hacen mayores y con ellos sus propietarios.
Como Ángel y Manuel, quienes desde hace 46 años han dirigido un bar castellano de toda la vida donde su conejo y pollo al ajillo han llegado más allá de nuestras fronteras.
Curiosamente El Chamizo era muy querido en Japón, tanto que están recibiendo mensajes muy cariñosos y agradecimientos por haberles conocido.
Se da la casualidad de que quienes han cogido el local son Tamara y Leo, dos chicos jóvenes que llevan ya seis años llevando el negocio en La Latina y han decidido trasladarse al barrio para ofrecer una comida japonesa nada al uso.
Su especialidad son las increíbles tartas y bebidas japonesas, además de algunos platos que por norma general no encontrarás en un restaurante japonés habitual.
OKASHI SANDA prometen seguir sirviendo vermús, aunque con la posibilidad de pedirlos al estilo oriental.
Adiós Chamizo y hola Okashi Sanda.
Estaremos pendientes de vuestras andaduras.

100% buen rollo

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Lilly Sterling (miércoles, 01 febrero 2017 16:54)


    I truly love your blog.. Excellent colors & theme. Did you make this site yourself? Please reply back as I'm hoping to create my own personal blog and would love to learn where you got this from or what the theme is called. Kudos!