Patrullando Malasaña

Un día como otro cualquiera, sin que hayan proyectado la Malasañal en el Vértice Curvo, Malasañaman sale a dar una vuelta por el barrio para comprobar que todo sigue bien.
Tras una jornada intensa de largas horas, pero muy entretenidas eso sí, Malasañaman llega a la conclusión que el barrio sigue estando a rebosar de buen rollo.
Así que, amigos míos, seguid disfrutando de la vida y luchad contra esas cosas negativas que se acercan y sigilosamente pretenden instalarse en nuestros egos.
100% buen rollo.

Escribir comentario

Comentarios: 0